Inicio
Cine Recomendado
Literatura Recomendada
Música Recomendada
Textos Selectos
Magazines
Acerca de mí
Escríbame
     
 
Ensayos de otros
Ensayos propios
Poemas escogidos
Mis intentos
Prosa
Plegarias
Escolios de Nicolás Gómez Dávila
Documento sin título

Escolios *

La selección que aquí se presenta de los escolios fue iniciada por Jorge David Duque y continuada por mí cuando a él le pareció que su labor estaba hecha. Los tomamos de Escolios, de Nicolás Gómez Dávila, obra publicada en varios volúmenes por Villegas Editores en Bogotá en el año 2005.

Si alguien se pregunta acerca del derecho a poner estos maravillosos textos a disposición de los posibles lectores intente considerar su pregunta como impertinente, como no venida al caso, o, si no puede evitarlo, hágalo luego de conocer a Nicolás Gómez Dávila. Él no era de aquellos que andaban dando cuanto tenían a cambio de dinero, buscando cualquier moneda por los "productos" de su inteligencia, entre otras razones porque sabía bien que estos no son productos de ella, sino visiones de algo que no es él mismo.

Y acerca de los famosos derechos de autor, que tanto respeto se merecen. No. No hemos pagado tales derechos, y creemos honestamente que a don Nicolás no solo no le molestaría, sino que agradecería nuestro esfuerzo por dar a conocer lo que él vio y comprendió y expuso, para el bien de las personas que lleguen a leerlas gracias a ese esfuerzo. Pero claro: si esto supone un real empobrecimiento de alguien, es decir, una injusticia, estamos más que dispuestos no solo a hacer alguna recolección de fondos para la víctima de nuestro delito, sino también a retirar esta sección y a reparar según el daño ocasionado.

El interesado en recibir diariamente un escolio puede escribir solicitando el envío a alebayert@novalectio.com.

 

* * * * * * * * * * * *

El alma se llena de malezas si la inteligencia no la recorre diariamente como un jardinero acucioso. (T. IV, p. 158)

* * *

Un texto breve no es un pronunciamiento presuntuoso sino un gesto que se disipa apenas es esbozado. (T. I, p. 15)

* * *

Contra el infortunio quizá basten el humor, el ingenio, el carácter, pero ¿cómo consolarnos, sin Dios, de la insuficiencia de nuestras dichas? (T. I, p. 175)

* * *

Lucha contra la injusticia que no culmine en santidad culmina en convulsiones sangrientas. (T. I, p. 31)

* * *

No hablo de Dios para convertir a nadie, sino porque es el único tema del cual valga la pena hablar. (T. I, p. 85)

* * *

El hombre no se siente libre mientras sus pasiones no lo esclavizan. (T. I, p. 243)

* * *

Riqueza ociosa es la que sólo sirve para producir más riqueza. (T. I, p. 194)

* * *

Los pobres, en verdad, sólo odian la riqueza estúpida. (Ibidem)

* * *

La religión no es un conjunto de soluciones a problemas conocidos, sino una nueva dimensión del universo. El hombre religioso vive entre realidades que el profano ignora, pero no posee la clave del enigma. La paz religiosa no es la paz del problema resuelto, sino del amor aceptado. (T. I, p. 229)

* * *


Libert é, égalité, fraternité.
El programa democrático se cumple en tres etapas: etapa liberal: que fundó la sociedad burguesa, sobre cuya índole nos remitimos a los socialistas; etapa igualitaria: que funda la sociedad soviética, sobre cuya índole nos remitimos a la nueva izquierda; etapa fraternal: a la cual preludian los drogados que copulan en hacinamientos colectivos. (T. I, p. 318)

* * *

Apreciar lo antiguo , o lo moderno, es fácil; pero apreciar lo obsoleto es el triunfo del gusto auténtico. (T. I, p. 160)

* * *

Los dioses no castigan la búsqueda de la felicidad, sino la ambición de forjarla con nuestras propias manos. Sólo es lícito el anhelo de lo gratuito, de lo que no depende en nada de nosotros. Simple huella de un ángel que se posa un instante sobre el polvo de nuestro corazón. (T. I, p. 319)

* * *

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres. (T. I, p. 206)

* * *

Cuando todos quieren ser algo sólo es decente no ser nada. (T. I, p. 333)

* * *

La serenidad es el fruto de la incertidumbre aceptada. (T. I, p. 227)

* * *

La risa amable y complaciente es una prostitución del alma. (T. I, p. 53)

* * *

El universo parece deudor moroso a los sectarios de la justicia, acreedor sublime a los adoradores de la gracia.
Los primeros pretenden que todo les es debido, los segundos saben que deben todo. (T. I, p. 234)

* * *

Sólo las educaciones austeras forman almas delicadas y finas. (T. I, p. 81)

* * *

Que "rutinario" sea hoy insulto comprueba nuestra ignorancia en el arte de vivir. (T. I, p. 71)

* * *

Quien exclama: !eficacia!, !eficacia!, con énfasis y fervor prohíja degollinas. (T. I, p. 372)

* * *

Bien educado es el hombre que se excusa al usar de sus derechos. (T. I, p. 130)

* * *

Pensar que sólo importan las cosas importantes es amago de barbarie. (T. I, p. 88)

* * *

El tonto se duele de lo que no tiene, el inteligente de lo que posee. (T. I, p. 71)

* * *

Las faenas sociales básicas requieren cierta estupidez. Las inteligencias que iluminan la historia no hubieran podido hacer un negocio, ni regir un Estado. (T. I, p. 276)

* * *

No hay que esperar nada de nadie, ni desdeñar nada de nadie. (T. I, p. 295)

* * *

El moderno llama deber a su ambición. (T. I, p. 179)

* * *

El mundo de los sentidos es una molécula de polvo entre un torrente de aguas invisibles. (T. I, p. 167)

* * *

El imbécil no descubre la radical miseria de nuestra condición sino cuando está enfermo, pobre o viejo. (T. I, p. 186)

* * *

Todo el mundo se siente superior a lo que hace, porque se cree superior a lo que es. Nadie cree ser lo poco que es en realidad. (T. I, p. 289)

* * *

Raro es el muerto a quien la muerte no le queda demasiado grande. (T. I, p. 300)

* * *

No hay tarea humilde que no colme, ni acción espectacular que no hastíe. (T. II, p. 137)

* * *

El que es partidario de la igualdad sin ser envidioso, sólo puede serlo porque es bobo. (T. II, p. 146)

* * *

No invocamos a Dios como reos, sino como tierras sedientas. (T. II, p. 292)

* * *

La vulgaridad no es conquista. (T. I, p. 335)

* * *

"Ser útil a la sociedad" es ambición, o excusa, de prostituta. (T. II, p. 165)

* * *

Todo termina en el comercio. (T. II, p. 285)

* * *

Soy como el pueblo: el lujo no me indigna sino en manos indignas. (T. II, p. 403)

* * *

No nos quejemos del suelo en que nacimos, sino de la planta que somos. (T. II, p. 260)

* * *

Mientras no posea todo, el hombre no posee nada, ya que en toda posesión sólo sentimos límites. (T. I, p. 241)

* * *

La codicia del negociante me asombra  menos que la seriedad con que la sacia. (T. I, p. 230)

* * *

La humanidad sólo se salvará si no capitula con el automatismo de sus obras. (T. II, p. 315)

* * *

Las virtudes de la pobreza sólo suelen florecer en el rico que se despoja. (T. I, p. 59)

* * *

Solo es posible pulir las piedras duras y las almas recias. (T. II, p. 343)

* * *

Meditar es dialogar con algún muerto. (T. I, p. 307)

* * *

Nunca es demasiado tarde para nada verdaderamente importante. (T. I, p. 259)

* * *

La lentitud es la matriz de la calidad. (T. II, p. 289)

* * *

Todo vicio se aburguesa fácilmente. (T. II, p. 351)

* * *

Clase social alta es aquella para la cual la actividad económica es medio, clase media aquella para la cual es fin.

El burgués no aspira a ser rico, sino a ser más rico. (T. I, p. 265)

* * *

El sufragio universal no pretende que los intereses de la mayoría triunfen, sino que la mayoría lo crea. (T. I, p. 166)

* * *

El problema auténtico no exige que lo resolvamos sino que tratemos de vivirlo. (T. I, p. 69)

* * *

La urgencia metodológica de estudiar separadamente cada tipo de conducta falsea la conciencia y trastorna la sociedad.

Aislada de su contexto total, la conducta estudiada adquiere un relieve que la transforma en conducta predominante. La atención vertida sobre ella modifica la estructura global del comportamiento.

La preponderancia de la actividad económica, en la sociedad burguesa, fue más bien efecto que causa de la fundación de la ciencia económica en el siglo XVIII. La obligación metodológica de inventar un homo economicus influyó sobre la conciencia, que se apresuró a someter su comportamiento a las pautas de su esquema abstracto.

Hoy, de manera análoga, el estudio de la sexualidad se ha convertido en obsesión que reduce a la persona a su actividad sexual, la sociedad a una manufactura de erotismo, y el mismo sexo a las variaciones del coito. (T. I, p. 311)

* * *

Los buenos modales consisten en tratar como fines a quienes pudiéramos tratar como medios. (T. II, p. 351)

* * *

El que se proclama incapaz de mendigar me inspira profunda repugnancia. (T. II, p. 79)

* * *

Hay instantes durante los cuales, tanto en nuestra alma, como en nuestro cuerpo, nos sentimos meramente posar. (T. II, p. 165)

* * *

Si queremos que algo dure hagámoslo bello, no eficaz. (T. II, p. 268)

* * *

Los museos son el invento de una humanidad que no tiene puesto para las obras de arte, ni en su casa, ni en su vida. (T. II, p. 236)

* * *

En una universidad respetable la sola mención de un problema contemporáneo debería estar prohibida. (T. II, p. 216)

* * *

La industria moderna es el conjunto de actividades que procuran enriquecimiento y ascenso social a quienes sólo deberían ocupar cargos serviles. (T. II, p. 266)

* * *

Vivimos inmersos en las trivialidades contemporáneas más de lo que conviene a nuestra sanidad. (T. II, p. 228)

* * *

Al burgués actual se le puede inculcar en nombre del progreso cualquier bobería y vender en nombre del arte cualquier mamarracho. (T. II, p. 354)

* * *

Donde haya unanimidad, temamos y desconfiemos. (T. II, p. 245)

* * *

El hombre se cree perdido entre los hechos, cuando sólo está enredado en sus propias definiciones. (T. II, p. 271)

* * *

La decencia tiene que refugiarse hoy en la clandestinidad. (T. II, p. 381)

* * *

El cristianismo es una insolencia que no debemos disfrazar en amabilidad. (T. II, p. 282)

* * *

Tan sólo para Dios somos irreemplazables. (T. II, p. 280)

* * *

El irrespeto mutuo convierte pronto la amistad o el amor entre almas plebeyas en mero contrato bilateral de grosería. (T. II, p. 163)

* * *

La invención de la fotografía acabó con la poesía de la historia. (T. II, p. 247)

* * *

Con sexo y violencia no se reemplaza la trascendencia exiliada.

Ni el diablo le queda al que pierde a Dios. (T. II, p. 274)

* * *

El único escritor del XVIII  resucitado por la admiración de nuestros contemporáneos ha sido Sade.

Visitantes que de un palacio no admiran sino las letrinas. (T. II, p. 11)

* * *

Aún siendo ateo, es preciso además ser bobo para esperar que algo terrestre nos colme. (T. II, p. 264)

* * *

Tonto es el que tiene opiniones sobre los tópicos del día. (T. II, p.275)

* * *

Nada más común que transformar en "problema ético" el deber que nos incomoda. (T. II, p. 311)

* * *

Ya no existen ancianos sino jóvenes decrépitos. (T. II, p. 311)

* * *

Lector auténtico es el que lee por placer los libros que los demás sólo estudian.  (T. II, p. 393)

* * *

No sentir la putrefacción del mundo moderno es indicio de contagio. (T. II, p. 365)

* * *

La vulgaridad no es producto popular sino subproducto de prosperidad burguesa. (T. II, p. 365)

* * *

La vida activa animaliza. (T. II, p. 183)

* * *

¡La sonrisa con que el cerdo oye a quien critica el fango! (T. II, p. 335)

* * *

Cada acto de resignación es una breve agonía. (T. I, p. 239)

* * *

No hay "ideal" soportable más de unos días. (T. II, p. 274)

* * *

Sólo las almas finas pueden tocar el placer sin ensuciarse. (T. I, p. 271)

* * *

De la suma de todos los puntos de vista no resulta el relieve del objeto, sino su confusión. (T. I, p. 220)

* * *

La filosofía no es objeto de aprendizaje, sino de conquista. (T. I, p. 243)

* * *

Ningún problema auténtico tiene solución. Esa es la definición de su autenticidad. (T. I, p. 291)

* * *

Limitemos nuestra ambición a practicar contra el mundo moderno un metódico sabotaje espiritual. (T. I, p. 371)

* * *

Podemos pedir misericordia. ¿Pero  con qué derecho reclamamos justicia? (T. II, p. 158)

* * *

Pobre voluntario o rico involuntario. Lo demás se agría. (T. II, p. 202)

* * *

Noble es la persona capaz de no hacer todo lo que podría. (T. II, p. 134)

* * *

La decisión que no sea un poco demente no merece respeto. (Escolios sucesivos . T. V, p. 15)

* * *

Nadar contra corriente no es necedad si las aguas corren hacia cataratas. ( T. IV, p. 165)

* * *

Lo que el economista llama "inflación de costos" es un desbordamiento de codicias. (T. III, p. 179)

* * *

Aprender que los bienes más valiosos son los menos raros cuesta un largo aprendizaje. (T. III, p. 172)

* * *

Nadie más estúpido que el que celebra con entusiasmo toda inauguración. (T. V, p. 109)

* * *

El problema de la creciente inflación económica sería soluble, si la mentalidad moderna no opusiera una resistencia invencible a cualquier intento de restringir la codicia humana. (T. V, p. 128)

* * *

De progreso se podrá hablar si se logra hacer al hombre menos feo, menos bruto, menos caco. (T. IV, p. 152)

* * *

El alma sólo le nace al objeto hecho a mano. (T. IV, p. 166)

* * *

La mayoría de las cosas que el hombre "necesita" no le son necesarias. (T. IV, p. 189)

* * *

La genialidad se le soporta únicamente al genio. (T. IV, p. 31)

* * *

No hay cosas triviales, sino mentes triviales. (T. IV, p. 92)

* * *

Creer en Dios, confiar en Cristo, mirar con malicia. (T. IV, p. 49)

* * *

Para no vivir deprimido en medio de tanta opinión tonta conviene recordar en todo instante que las cosas obviamente son lo que son, opine el mundo lo que opine. (T. V, p. 93)

* * *

Apliquémonos meramente a disminuir nuestros defectos: las virtudes corren a cuenta de Dios. (T. II, p. 314)

* * *

Cuando el motivo de una decisión no es económico, el moderno se asombra y se asusta. (T. VI, p. 77)

* * *

Madurar no consiste en renunciar a nuestros anhelos sino en admitir que el mundo no está obligado a colmarlos. (T. I, p. 190)

* * *

Sabio es el que no ambiciona nada viviendo como si ambicionara todo. (T. I, p. 274)

* * *

No pertenezco a un mundo que perece. Prolongo y transmito una verdad que no muere. (T. II, p. 405)

* * *

Humanizar nuevamente a la humanidad no será tarea fácil, después de esta larga borrachera de divinidad. (T. II, p. 196)

* * *

El alma se alimenta de lo que hay de misterioso en las cosas. (T. II, p. 60)

* * *

El que se confiesa en público no busca absolución, sino aprobación. (T. II, p. 239)

* * *

Se acabó con los analfabetos para multiplicar a los iletrados. (T. II, p. 206)

* * *

Este siglo ha logrado convertir el sexo en práctica trivial y tema tedioso. (T. IV, p.157)

* * *

Sólo el bien y la belleza no requieren límite. Nada es demasiado bello o demasiado bueno. (T. IV, p.194)

* * *

El hombre actual oscila entre la estéril rigidez de la ley y el vulgar desorden del instinto. Ignora la disciplina, la cortesía, el buen gusto. (T. II, p. 320)

* * *

Lo único verdaderamente interesante es lo totalmente trivial. (T. I, p.182)

* * *

El alma burguesa se siente redimida cuando se proclama inconformista. (T. I, p.280)

* * *

Para escandalizar a cualquiera basta hoy proponerle que renuncie a algo. (T. IV, p.149)

* * *

Resulta imposible convencer al hombre de negocios de que una actividad rentable pueda ser inmoral. (T. IV, p.148)

* * *

El alma se reseca viviendo en un mundo casi exclusivamente manufacturado. (T. IV, p.126)

* * *

El moderno llama deber su ambición. (T. I, p. 179)

* * *

El rico no sabe que el dinero es el bien que hay que pagar más caro. (T. IV, p. 121)

* * *

Lo "racional" consiste en prolongar la vida, evitar el dolor, satisfacer el hambre y el sexo.

Sólo una definición semejante esclarece el discurso de los últimos siglos. (T. IV, p. 29)

* * *

La vida del moderno se mueve entre dos polos: negocio y coito. (T. IV, p.35)

* * *

Alma civilizada es aquella a la que interesan verdades no utilizables. (T. IV, p. 75)

* * *

La moral laica destila soberbia. (T. IV, p. 100)

* * *

En la fe hay parte que es intuición y parte que es apuesta. (T. V, p. 114)

* * *

Mis convicciones son las mismas que las de la anciana que reza en el rincón de una iglesia. (T. V, p. 69)

* * *

La frontera entre la inteligencia y la estupidez es movediza. (T. V, p. 79)

* * *

En el hombre inteligente la fe es el único remedio de la angustia.

Al tonto lo curan "razón", "progreso", alcohol, trabajo. (T. V, p. 77)

* * *

Los que no hemos seguido nunca moda alguna podemos envejecer sin melancolía. (T. V, p. 90)

* * *

Nada se vuelve tan rápidamente obsoleto como lo más atrevidamente moderno. (T. V, p. 111)

* * *

Lo ritual es vehículo de lo sagrado. Toda innovación profana. (T. I, p. 242)

* * *

El que se enorgullece de este siglo ignora la historia. (T. IV, p. 242)

* * *

Neguémonos a opinar sobre tema que esté apasionando al vulgo. (T. V, p. 102)

* * *

Ya no hay clase alta, ni pueblo; sólo hay plebe pobre y plebe rica. (T. V, p. 45)

* * *

El mundo moderno no tiene más solución que el Juicio Final.

Que cierren esto. (T. V, p. 152)

* * *

Tener opiniones es la mejor manera de eludir la obligación de pensar. (T. I , p.  262)

* * *

La dignidad del hombre no está en su libertad: está en la clase de restricciones a su voluntad que libremente acepte. (T. V , p. 78)

* * *

La honradez en política no es bobería sino a los ojos del tramposo. (T. I , p. 129)

* * *

El moderno cree vivir en un pluralismo de opiniones, cuando lo que hoy impera es una unanimidad asfixiante. (T. V, p. 95)

* * *

Aunque realmente fuéramos iguales, la igualdad no tiene por qué ser un ideal. (T. I , p. 235)

* * *

El que renuncia parece impotente al que es incapaz de renunciar. (T. I , p. 26)

* * *

Depender de Dios es el ser del ser. (T. II , p. 183)

* * *

Cuando hoy nos dicen que alguien carece de personalidad sabemos que se trata de un ser sencillo, probo, recto. (T. I , p. 99)

* * *

La rutina es el único ensalmo que adormece la miseria humana. (T. II , p. 234)

* * *

Quien reforma un rito hiere a un dios. (T. II , p. 286)

* * *

El pueblo no es necesariamente vulgar. Ni siquiera en una democracia.

Las clases altas de una democracia, en cambio, lo son necesariamente, porque si sus miembros no lo fueran no hubieran ascendido en una democracia. (T. II , p. 220)

* * *

Vivir entre almas bajas exaspera en pasión nuestro apetito de lo grande. (T. II , p. 19)

* * *

La sabiduría de este siglo se reduce a observar el mundo con la mirada amarga y sucia de un adolescente depravado. (T. II , p. 20)

* * *

Mientras nos aplaudan no hemos dejado atrás las evidencias vulgares. (T. I , p. 117)

* * *

Alma culta es aquella donde el estruendo de los vivos no ahoga la música de los muertos. (T. II , p. 164)

* * *

En una sociedad jerárquica no se le ocurre a nadie confundir el rango con el individuo. En las democracias, al contrario, los "superiores" se creen superiores. (T. III , p. 122)

* * *

El tonto muere de tedio sin preocupaciones económicas. (T. III , p. 137)

* * *

Respetar a nuestros superiores es ante todo una prueba de buen gusto. (T. II , p. 303)

* * *

Las mujeres que la nueva liturgia induce a violar las prohibición paulina siempre hablan en la iglesia con voz gangosa o chillona. (T. II , p. 354)

* * *

La vulgaridad mental me deprime más que una mala noticia. (T. II , p. 354)

* * *

"Haber vivido mucho" suele significar meramente la asidua frecuentación de prostíbulos. (T. II , p. 302)

* * *

Los hábiles aceptan envilecerse para triunfar.

Y terminan fracasando porque se envilecieron. (T. II , p. 360)

* * *

La sociedad moderna se ha ido reduciendo progresivamente a remolinos de animales en celo. (T. VI p. 151)

* * *

No engañemos a nadie: el diablo puede suministrar los bienes materiales que promete. (T. IV p. 136)

* * *

Proclamarnos autónomos es no querer más amos que el vientre y el sexo. (T. IV p. 198)

* * *

Los raciocinios sólo convencen a quien necesita una excusa para rendirse. (T. I p. 351)

* * *

Los antiguos veían en el héroe histórico o mítico, en Alejandro o en Aquiles, el módulo de la vida humana. El gran hombre era paradigmático, su existencia ejemplar.

El patrón demócrata, al contrario, es el hombre vulgar.

El modelo democrático debe carecer de todo atributo admirable. (T. I, p. 237)

* * *

El católico progresista no es romero de lugares sagrados, sino cliente de lugares comunes. (T. III, p. 190)

* * *

El infierno no parece castigo tan desmesurado después de escudriñar un poco el vecindario. (T. III, p. 21)

* * *

Si creemos en Dios no debemos decir: Creo en Dios, sino Dios cree en mí. (T. II, p. 149)

* * *

El que lucha contra el envejecimiento envejece meramente sin madurar. (T. II, p. 149)

* * *

Del activismo puro desatado por la borrachera revolucionaria, el hombre despierta, una mañana lívida, entre vómitos y sangre. (T. II, p. 149)

* * *

No existe individuo que, al medirse desprevenidamente a sí mismo, no se descubra inferior a muchos, superior a pocos, igual a ninguno. (T. II, p. 31)

* * *

Solo escapan a la veneración  del dinero los que eligen la pobreza, o los que heredan su fortuna. La herencia es la forma noble de la riqueza.  (T. I, p. 191)

* * *

La voluntad informa la materia para que la ilumine la gracia. (Escolios Nuevos I, p. 127)

* * *

Su nueva estupidez le permite a cada época burlarse de las estupideces precedentes. (T. I, p. 274)

* * *

Los significados se aprehenden en un acto garantizado tan sólo por la seca dicha que nos colma.
El significado es gesto del objeto que ordena arriesgar la inteligencia y la vida.
(T. I, p. 16)

* * *

El hombre inteligente no vive nunca en ambientes mediocres. Un ambiente mediocre es aquél donde no hay hombres inteligentes. (T. I, p. 16)

* * *

La madurez del espíritu comienza cuando dejamos de sentirnos encargados del mundo. (T. I, p. 17)

* * *

Cuando oímos hoy exclamar: ¡Muy civilizado! ¡Muy humano!, no debemos vacilar; se trata de alguna abyecta porquería. (T. I, p. 317)

* * *

Para el hombre moderno las catástrofes no son enseñanzas, sino insolencias del universo. (T. I, p. 240)

* * *

El mundo moderno sólo es interesante en los episodios públicos, o privados, en que sus mitos se quebrantan. (T. I, p. 240)

* * *

En su afán de ganarle la partida al humanitarismo democrático, el catolicismo moderno resume así el doble mandamiento evangélico; Amarás a tu prójimo sobre todas las cosas. (T. I, p. 240)

* * *

Limitado a su sola vida, el individuo actual ignora esa prolongación de su personalidad en el espacio y en el tiempo que provenía de su pertenencia a una familia cuyos distintos eslabones se ligaban entre sí por medio de la identidad continua de una tierra patrimonial poseída durante largos siglos.

En nuestro tiempo el individuo nace más solo y muere totalmente. (T. I, p. 240)

* * *

El creyente sabe cómo se duda, el incrédulo no sabe cómo se cree. (T. I, p. 241)

* * *

La educación primaria acabó con la cultura popular; la educación universitaria está acabando con la cultura. (T. I, p. 152)

* * *

Es más fácil convencer al tonto de lo discutible que de lo indiscutible. (T. I, p. 152)

* * *

El orgullo frente al mundo nos salva del orgullo frente a Dios. (T. I, p. 152)

* * *

Solo la quietud y la rutina nos entregan la pulpa de las cosas, de las esencias, de los seres. (T. I, p. 153)

* * *

La amenaza de muerte colectiva es el único argumento que desbarata la complacencia de la humanidad actual.

La muerte atómica la inquieta más que su envilecimiento creciente. (T. I, p. 153)

* * *

Obedecer a la ley que depende de la voluntad mayoritaria es obedecer al capricho; obedecer a un hombre que reconoce normas objetivas es obedecer a la ley. (T. I, p. 234)

* * *

Ley no es lo que un acto de la voluntad decreta, sino lo que la inteligencia descubre. (T. I, p. 235)

* * *

El individualismo degenera en beatificación del antojo. (T. I, p. 235)

* * *

El filósofo busca verdades, el intelectual es profesional de la “profundidad”. La profundidad” del intelectual no es rasgo epistemológico, sino fenómeno social: la “profundidad” consiste en el uso del vocabulario filosófico de moda. (T. I, p. 183)

* * *

En el escritor actual el conocimiento del hombre no es más profundo que en los anteriores, sino meramente más verboso. (T. I, p. 182)

* * *

Cierto modo de hablar de la "moral evangélica" delata inmediatamente al ateo. (T. I, p. 182)

* * *

Las representaciones colectivas son, hoy, opiniones que los medios de propaganda imponen.

Lo colectivo no es, hoy, lo que muchos venden sino lo que muchos compran. (T. I, p. 158)

* * *

Cuando las codicias individuales se agrupan, acostumbramos bautizarlas nobles anhelos populares. (T. I, p. 158)

* * *

La paciencia del pobre en la sociedad moderna no es virtud sino cobardía. (T. I, p. 158)

* * *

Los partidos liberales prometen como partidos populares y cumplen como partidos burgueses. (T. I, p. 158)

* * *

Los partidos liberales (girondinos - propietarios franceses del 30 - manufactureros ingleses del 32 - demócratas jacksonianos - próceres criollos - etc.) se han distinguido por la bella retórica con que adornan sus propósitos mercantiles.

El marxismo nace, en parte, de una meditación sobre la elocuencia liberal. (T. I, p. 159)

* * *

El especialista secunda la proclividad de las ciencias a convertirse en ideologías.

Con el fin de ocupar posiciones de mando, el especialista imputa a su especialidad una preponderancia ficticia que el profano, intimidado por el esoterismo de toda especialización, no se atreve a rebatir. (T. I, p. 159)

* * *

La historia de la incredulidad es más rica aún en episodios grotescos que la historia religiosa. (Escolios sucesivos, p. 9)

* * *

La ciencia enriquece la inteligencia; la literatura enriquece la personalidad entera. (Escolios sucesivos, p. 9)

* * *

El charlatanismo de grandes cautivó al siglo XIX; al XX lo cautivan charlatanes pequeños. (Escolios sucesivos, p. 9)

* * *

Los cánones estéticos nunca fueron más rígidos que en nuestra época.

Recordemos tanto género literario muerto y tanto tema sepultado. (Escolios sucesivos, p. 9)

* * *

Ciertas inteligencias despiertan súbitamente, como aleteos sublimes. Otras crecen lentamente como robles seculares. (T. II, p. 174)

* * *

Sin prostituir la inteligencia no es posible hacer triunfar una causa ante los tribunales de este siglo. (T. II, p. 174).

* * *

Ser moderno no es haber superado los problemas de ayer, es creer haberlos superado. (T. II, p. 174)

* * *

La filosofía es la parte de la retórica donde orador y auditorio se confunden en una sola persona.

Filósofo es el que no adopta sino los argumentos con que se convenció a sí mismo. (T. II, p. 175)

* * *

Riqueza o poder son el consuelo del que las letras o las artes desdeña. (T. II, p. 175)

* * *

La inteligencia literaria es la capacidad de pensar lo concreto. (T. II, p. 152)

* * *

Los problemas sociales son el refugio delicioso de quienes huyen de sus propios problemas. (T. II, p. 152)

* * *

El que no sabe dar a cada cual lo suyo resuelve dar a todos lo mismo. (T. II, p. 152)

* * *

El arte es el más peligroso fermento reaccionario en una sociedad democrática, industrial y progresista. (T. II, p. 152)

* * *

Una sociedad irreligiosa no aguanta la verdad sobre la condición humana.

Prefiere una mentira, por imbécil que sea. (T. II, p. 152)

* * *

Con quien ignora determinados libros no hay discusión posible. (T. II, p. 30)

* * *

El libro auténtico sólo le es inteligible al lector que vuelve a él transformado por la experiencia misma de su lectura. (T. II, p. 30)

* * *

Nunca se hable de paganismo con respecto a la era moderna.

Creer en la soberanía del hombre es el rasgo característico del moderno, mientras que el pagano si sintió esclavo de mil soberanías divinas.

Paganismo y cristianismo se hermanan en la conciencia común de una sierva condición humana. (T. II, p. 31)

* * *

Como el arquitecto moderno confía en las posibilidades infinitas del progreso técnico, el edificio que construye lleva implícita en su médula la convicción de su pronta caducidad.
El arquitecto de ayer, en contra, no sentía que su habilidad técnica fuese un estadio transitorio, sino un acierto irremplazable.
El arquitecto actual no imparte serenidad ni grandeza a sus inmensas construcciones, mientras que palacios y templos métricamente modestos despliegan una vastedad solemne ante el espectador atónito.
(T. II, p. 31)

* * *

Los benefactores de nuestra inteligencia no son aquellos que enriquecen el inventario intelectual del mundo, sino los que modifican el ángulo de iluminación de las cosas. (T. II, p. 153)

* * *

Más que la inmoralidad del mundo actual, es su fealdad creciente lo que incita a soñar en un claustro. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

Los partidos políticos suelen ser más longevos que las opiniones que los engendraron. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

La fe no es explicación, sino confianza en que la explicación finalmente existe. (Escolios sucesivos, p. 82)

* * *

Ser feminista es ridículo, pero ser antifeminista es vulgar. (Escolios sucesivos, p. 82)

* * *

Si el determinismo es real, si sólo puede acontecer lo que debe acontecer, el error no existe.

Errar supone que algo no debido aconteció. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

Los que no queremos admitir sino lo que vale les pareceremos siempre ingenuos a los que no reconocen sino lo que rige. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

El pensamiento puede eludir la idea de Dios mientras se limite a meditar problemas subalternos. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

El día se compone de sus momentos de silencio. Lo demás es tiempo perdido. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

El hombre solamente es importante si es verdad que un Dios ha muerto por él. (Escolios sucesivos, p. 83)

* * *

Tan solo lo común cumple lo que lo extraordinario promete. (Escolios nuevos I, p. 79)

* * *

El desgaste de un idioma es más rápido, y la civilización que sobre él se asienta es más frágil, cuando el pedantismo gramatical se olvida.

Las civilizaciones son períodos de gramática normativa. (Escolios nuevos I, p. 78)

* * *

La democracia sería una inocentada si no fuese el disfraz de una blasfemia. (Escolios nuevos I, p. 142)

* * *

Una verdad se esteriliza cuando sólo los labios la profieren, pero no es verdad porque el corazón la asuma. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

Las facciones del circo no fueron partidos políticos; los partidos políticos de hoy son facciones de circo. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

Salvo el reaccionario, hoy sólo encontramos candidatos a administradores de la sociedad moderna. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

No debemos perdonarnos a nosotros mismos ni aquello de que nos absuelven. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

La fascinación con que pintan el mal se desconcha pronto como barniz barato. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

La intensidad luminosa de ciertas verdades las vuelve invisibles. (Escolios nuevos I, p. 166)

* * *

No pudiendo el artista darse a sí mismo cualidades, pero pudiendo corregir sus defectos, la utilidad de la crítica acerba es patente. (Escolios nuevos I, p. 167)

* * *

Para no caer en ridículo, no digamos lo que no tenemos el rango intelectual para decirlo. (Escolios nuevos I, p. 167)

* * *

El hombre a veces desespera con dignidad, pero es raro que espere con inteligencia. (Tomo I, p. 239)

* * *

Huír no protege contra el tedio.

Hay que domesticar, para salvarnos, esa bestia fofa y lerda.

En el tedio asumido las más nobles cosas germinan. (Tomo I, p. 239)

* * *

La veneración a la humanidad es repugnante como todo culto a sí mismo. (Tomo I, p. 239)

* * *

El único antídoto a la envidia, en las almas vulgares, es la vanidad de creer que nada tienen que envidiar. (Tomo I, p. 239)

* * *

O Dios o el azar: todo término distinto disfraza lo uno o lo otro. (Tomo I, p. 238)

* * *

Inútil explicarle una idea al que no le basta una alusión. (Escolios nuevos, II, p. 145)

* * *

La vejez del joven rebelde, como la de reina de belleza, no carece de patetismo. (Escolios nuevos, II, p. 144)

* * *

El acercamiento a la religión por medio del arte no es capricho de esteta: la experiencia estética tiende espontáneamente a prolongarse en premonición de experiencia religiosa.


De la experiencia estética se regresa como del atisbo de huellas numinosas.
(Escolios nuevos, II, p. 170)

* * *

Nada que se pueda sumar tiene fin que colme.

Lo importante es inconmensurable plenitud. (Escolios sucesivos, p. 15)

* * *

La norma del cristianismo es el cristianismo mismo.

Ser cristiano es no aplicarle al cristianismo como norma uno de nuestros prejuicios. (Escolios sucesivos, p. 15)

* * *

Sólo logra satisfacernos lo que no sabríamos planear. (T. II, p. 190)

* * *

La frase del que radicalmente discrepa debe ser desnuda como un látigo. (T. II, p. 243)

* * *

La humildad es la condición epistemológica de determinadas percepciones. (T. II, p. 243)

* * *

El artista puede proponerse lo que quiera, pero lo que quiere puede ser bobo. (T. II, p. 242)

* * *

Madurar es descubrir el otro lado de las cosas. (T. I, p. 207)

* * *

Las verdades son el premio de una vida inteligente. (T. I, p. 207)

* * *

Un poco de paciencia en el trato con el tonto nos evita sacrificar a nuestras convicciones nuestra buena educación. (T. I, p. 207)

* * *

Mientras no tropezamos con tontos instruídos la educación parece importante. (T. I, p. 207)

* * *

Sin analizar no comprendemos.

Pero no presumamos haber comprendido porque hemos analizado. (T. II, p. 191)

* * *

El porcentaje de electores que se abstienen de votar mide el grado de libertad concreta en una democracia.

Donde la libertad es ficticia, o donde está amenazada, el porcentaje tiende a cero. (T. II, p. 191)

* * *

El mal promete lo que no puede cumplir.

El bien cumple lo que no sabe prometer. (T. II, p. 191)

* * *

Reeducar al hombre consistirá en enseñarle de nuevo a estimar correctamente los objetos, i.e.: a necesitar pocos. (Escolios nuevos I, p. 107)

* * *

No es porque existan épocas "superadas" por lo que ninguna restauración es posible, sino porque todo es mortal.

El hijo no sucede a un padre superado, sino a un padre muerto. (Escolios nuevos I, p. 107)

* * *

El liberal se conmueve más con la ejecución del asesino que con la muerte del asesinado. (Escolios nuevos I, p. 132)

* * *

Entre la dictadura de la técnica y la técnica de la dictadura el hombre ya no halla resquicio por dónde escabullirse. (Escolios nuevos I, p. 133)

* * *

Siendo imposible comunicar la verdad, contentémonos con intranquilizar el error. (Escolios nuevos I, p. 133)

* * *

La historia antigua es el espejo de los vicios de la democracia, la historia moderna el espejo de sus crímenes. (Escolios nuevos II, p. 171)

* * *

La belleza es belleza de cosa terrestre.

Pero que haya belleza no es cosa terrestre. (Escolios nuevos II, p. 170)

* * *

El peligro del individualismo no es la anarquía.

Es ese culto de sí mismo que se expande en veneración del hombre y culmina en sumisión al más falso de los dioses. (Escolios nuevos II, p. 170)

* * *

Es mediante la inteligencia como la gracia nos rescata de las peores ignominias. (Escolios nuevos II, p. 170)

* * *

Pocas ideas no palidecen ante una mirada fija. (Escolios sucesivos, p. 31)

* * *

Los parlamentos, en el Estado moderno, son rezagos feudales que tienden a desaparecer. (Escolios sucesivos, p. 31)

* * *

La verdad nunca es conquista definitiva. Siempre es posición que toca defender. (Escolios sucesivos, p. 31)

* * *

El relativista rara vez se relativiza a sí mismo. (Escolios sucesivos, p. 31)

* * *

Sobre una verdad no nos ponemos de acuerdo discutiendo sino madurando. (Escolios nuevos I, p. 89)

* * *

Más que de la plebe que las insulta tenemos que defender nuestras verdades de los defensores que las aplebeyan. (Escolios nuevos I, p. 89)

* * *

Su participación en "actividades culturales" distingue al vulgo del hombre culto. (Escolios nuevos I, p. 89)

* * *

El primer embaucado por una impostura estética suele ser su inventor. (Escolios nuevos I, p. 104)

* * *

Nada patentiza mejor la realidad del pecado que el hedor de las almas que niegan su existencia. (Escolios nuevos I, p. 105)

* * *

Con quien no esté un poco cansado de todo no vale la pena dialogar. (Escolios nuevos II, p. 142)

* * *

El comportamiento estéticamente satisfactorio es el ético. (Escolios nuevos II, p. 142)

* * *

Para justificar sus porquerías el hombre apela indistintamente a la estética, a la ética o a la religión. (Escolios nuevos II, p. 142)

* * *

Una conversación entre modernos no indigna, marea. (Escolios nuevos II, p. 142)

* * *

No es a ampliar nuestra ciencia a lo que podemos aspirar, sino a documentar nuestra ignorancia. (Escolios nuevos II, p. 142)

* * *

Los museos son el castigo del turista. (Escolios nuevos II, p. 143)

* * *

Nunca la humanidad se vistió más feo que en esta época de libre vestuario.

Al hombre sólo lo adecentan trajes tradicionales o uniformes. (Escolios nuevos II, p. 143)

* * *

La "educación estética" es ante todo educación ética.

El "inmoralismo" fomenta maneras de existir menos inmorales que feas. (Escolios nuevos II, p. 167)

* * *

La dificultad creciente de reclutar sacerdotes debe avergonzar a la humanidad, no inquietar a la Iglesia. (Escolios nuevos II, p. 168)

* * *

El que anhela escribir para más de cien lectores claudica. (Escolios nuevos II, p. 168)

* * *

Para percibir la estupidez del que trata un tema no siempre es necesario conocer el tema. (Escolios nuevos II, p. 169)

* * *

Envejecer con dignidad es tarea de todo instante. (T. I, p. 120)

* * *

Cierta manera de pregonar los "valores espirituales", hace dudar, automáticamente, de la honradez del parlante. (T. I, p. 120)

* * *

 

 
   ©2002-2014 NovaLectio.com
   Todos los derechos reservados